© Clive Brunskill/Getty Images

Marin Cilic llegó a la final del Abierto de Australia en 2018.

Cilic Se Venga De Bautista Agut

El croata venció al español en cinco sets

Distinto año, distinta historia. Roberto Bautista Agut derrotó a Marin Cilic en 2019 en los octavos de final del Abierto de Australia. En 2020, sin embargo, fue el croata el que remontó al español 6-7 (3), 6-4, 6-0, 5-7, 6-3 en una batalla de cuatro horas y 10 minutos para vengarse de aquella derrota y superar la tercera ronda, avanzando así a la segunda semana de competición en el primer Grand Slam de la temporada.

Cilic, finalista del Abierto de Australia en 2018, dominaba el cara a cara con Bautista Agut por 4-2, pero precisamente las dos victorias del español llegaron en Melbourne, durante el primer gran torneo del calendario. Esta vez, el croata se quitó una espina ganando por primera vez a Bautista Agut en territorio australiano, rompiendo de ese manera la dinámica que llevaba cuando se veía las caras con el español en el Abierto de Australia.

El encuentro comenzó bien para el No. 9 del mundo, que se hizo con el primer set en un tie-break muy competido, que le permitió decantar la balanza a su favor y empezar a abrirse camino hacia los octavos de final del torneo con paso firme. Se notó en esos momentos que Bautista llevaba 10 victorias consecutivas (2 en la Copa Davis, 6 en la ATP Cup y otras 2 en el Abierto de Australia) cuando el español subió su nivel en los momentos clave del duelo.

También Podría Interesarle: Djokovic Se Cita Con Schwartzman

Entonces, apareció la mejor versión de Cilic. El croata sumó 11 juegos seguidos para pasar de un (4-3 en el segundo set a un 6-4, 6-0 y 2-0 en el cuarto), habiendo devorado la victoria en un abrir y cerrar de ojos, un parpadeo que se llevó por delante a Bautista Agut en la Melbourne Arena, una pista que le trae buenos recuerdos porque fue donde el español venció a Andy Murray el curso anterior.

Dominando en el tercer set, Cilic se encontró con la reacción de Bautista Agut, que llevó al quinto set tras una rotura de saque decisiva, importantísima para poder mandar el encuentro al parcial final, donde ambos oponentes intentaron ofrecer sus mejores versiones para anotarse la victoria.

Fue Cilic el que prevaleció, frenando la línea ascendente de Bautista Agut para festejar con garra el triunfo de la mano de 24 aces y 76 golpes ganadores, unos grandes números sobre los que respaldó su victoria en el Abierto de Australia.