© Barcelona Open Banc Sabadell

David Ferrer, nuevo director deportivo del Barcelona Open Banc Sabadell, durante su primer acto público en el cargo.

Ferrer Ya Asume Su Cargo En La Dirección Del Barcelona Open

Se estrenó este miércoles como director deportivo en un encuentro con la prensa

David Ferrer se retiró del circuito profesional la pasada primavera en el Mutua Madrid Open, pero su relación con la raqueta no terminó aquel 8 de mayo de 2019 en la Caja Mágica. En tan solo cuatro meses, al alicantino le ha tocado ponerse a trabajar de nuevo pero esta vez desde los despachos como director del Barcelona Open Banc Sabadell.

Este miércoles el ex No. 3 del Ranking ATP se estrenó como director deportivo del torneo de categoría ATP 500 en un encuentro con los medios de comunicación locales, celebrado en el Real Club de Tenis Barcelona -1899, que acogerá la próxima cita en abril de 2020.

“Este torneo es el que más me ha gustado como fan y como jugador de tenis. Es un torneo muy grande, pero hay que evolucionar siempre, que vengan los mejores jugadores del mundo y aportar novedades para el público. Y tenemos la suerte de contar con un jugador como Rafa Nadal”, indicó el español.

También Podría Interesarle: David Ferrer: “Al Final Lo Que Queda Es La Persona, No Los Títulos"

En este sentido uno de los retos de cualquier director de un torneo ATP Tour consiste en tener en su cartel a los mejores jugadores del mundo. Y Rafael Nadal, once veces campeón del Trofeo Conde de Godó, es siempre uno de los objetivos. “Confío en que lo cerraremos en breve. No va a existir otro Nadal, es un fenómeno único. Rafa ha ganado 11 veces la competición. Hay que disfrutarlo con su nivel altísimo y sus continuos récords”.

Además de Nadal, el 27 veces campeón de un título ATP señaló otros jugadores que le gustaría volver a ver en Barcelona como Stefanos Tsitsipas, Daniil Medvedev, Denis Shapovalov o Juan Martín del Potro, que estuvo a punto de hacerlo en la última edición. “¿Y a quién no le gustaría tener a Roger Federer?”, se preguntó. “Pero no depende de lo que le puedas facilitar, sino de su calendario. Roger tiene otros retos. No le gusta mucho jugar demasiado en tierra batida”.

Tampoco pasó por alto que el torneo de Barcelona “gusta a todos los jugadores por la propia ciudad, porque se disputa en un club de tenis, muy de casa, y porque cada vez hay menos torneos de tierra batida en el circuito”.

Ferrer estuvo acompañado por el director ejecutivo del torneo, Xavier Pujol, por el director del área financiera del club, José Cuevas, por la directora gerente del club, Maria Rosa Cruells, y por el director general de IMG, Oriol Granell.