Basilashvili Defiende Su Título En Hamburgo

El georgiano consiguió el tercer trofeo de su carrera al imponerse a Andrey Rublev en tres sets.

Objetivo conseguido. Nikoloz Basilhasvili llegó a Hamburgo con el objetivo de defender su título de campeón y el domingo logró lo que se había propuesto. El georgiano venció 7-5, 4-6 y 6-3 a Andrey Rublev para levantar el tercer trofeo de su carrera, mejorando su balance en finales ATP Tour a 3-2. Así, Basilhasvili se quedó nuevamente con la corona del Hamburg European Open, desde hoy uno de los lugares más especiales de su vida deportiva.

Rublev protagonizó una salida imponente, y eso se vio reflejado rápidamente en el marcador. En el arranque, el ruso se colocó 3-1, dominador de los primeros minutos de la final gracias a su tenis agresivo, a una intensidad increíble que le permitió desplegar todo su potencial desde dentro de la pista, llevando de lado a lado a su contrario para dar un golpe encima de la mesa que le acercase al título.

Basilhasvili, sin embargo, no se quedó de brazos cruzados. El georgiano dio un paso adelante para tratar de defender su corona, y la reacción no tardó en llegar. Aumentando la agresividad, jugando más al cara o cruz, Basilhasvili rompió el saque de su contrario y puso el 3-3 en el marcador, devolviendo la igualdad a la final después de media hora de partido.

Con todo empatado, los rivales se lanzaron a disputar un encuentro nuevo, con tiros impresionantes que levantaron a los aficionados de sus asientos. Ambos fueron ganando sus turnos de saque, hasta que aparecieron las primeras situaciones de presión, que tuvo que sortear Rublev como pudo.

Sacando para el 5-5, Basilashvili se procuró una bola de set al resto que el ruso salvó manteniéndose fiel a su estilo atacante. Lo mismo ocurrió cuando Rublev buscaba el 6-6, con el georgiano de nuevo fabricándose dos pelotas más para llevarse la primera manga y con el ruso salvándolas con un buen saque, inalcanzable para su oponente, y una gran derecha.

También Podría Interesarle: El #NextGenATP De Minaur Irá En Atlanta Por Su Segundo Título ATP

Basilahsvili insistió y consiguió procurarse una cuarta bola de set, y esta vez no desaprovechó la oportunidad de llevarse el primer parcial en 53 minutos, acercándose al título de campeón de Hamburgo.

Encontrando éxito en su apuesta por el ataque, Basilashvili terminó el primer set con 20 golpes ganadores por 18 errores no forzados, mientras que Rublev se quedó en 9 winners y 12 errores, una diferencia que el No. 16 del Ranking ATP aprovechó para conquistar la manga inaugural de la final.

Con todo de cara, Rublev protagonizó un arrebato que le llevó a conquistar el segundo set, empatando la final y apretando la lucha por el trofeo. Jugando con todo el descaro del mundo, el ruso superó a Basilashvili con tiros poderosos para los que el georgiano no encontró respuesta alguna.

Un poco cansado, quizás consecuencia de la paliza del día anterior contra Alexander Zverev (le ganó en una batalla de más de tres horas), Basilashvili acusó todo el desgaste y Rublev se anotó el segundo set, celebrándolo con la efusividad del que se sabe con la confianza en sus manos.

El tercer set, decisivo, arrancó de forma caótica. El georgiano comenzó rompiendo el saque de Rublev para colocarse 2-0. El ruso le devolvió rápidamente la moneda y recortó distancias poniendo el 1-2. Y entonces, Basilashvili volvió a desmarcarse haciéndole un break que elevó el 3-1 en el marcador, y confirmando luego la rotura con su servicio, colocando un 4-1 decisivo en la carrera hacia el título.

Luego, a Basilashvili le bastó con mantener su saque para confirmar lo que se ganó por méritos propios: tras ganar Hamburgo en 2018, el georgiano defendió su territorio en 2019, igualando nada más y nada menos que a Roger Federer. El suizo fue el último que logró defender trofeo en Hamburgo (2004-2005), algo de lo que Basilashvili también puede presumir.

Melzer Y Marach Ganan El dobles

Después de no poder convertir dos puntos de campeonato para levantar su primer título juntos en el Plava Laguna Croatia Open Umag la semana pasada, Oliver Marach y Jurgen Melzer solo necesitaron ocho días para ir un paso más allá en el Hamburg European Open.

El domingo, el tándem austriaco derrotó a Robin Haase y Wesley Koolhof 6-2 y 7-6 (3) para llevarse el trofeo después de 84 minutos, salvando los puntos de quiebre enfrentados en el camino hacia la victoria. Marach y Pavic mejoraron a 15-9 su balance en el ATP Tour, desde su primera aparición juntos en 2011.

"Creo que podemos estar muy felices con nuestras actuaciones esta semana", dijo Melzer. "Hemos jugado buen tenis, especialmente cuando importaba. Nunca es fácil regresar después de una dura derrota la semana anterior en una final. Y menos sin perder un set la semana siguiente y ganar un ATP 500. Estoy muy feliz por eso”.

Marach ha ganado la corona de Hamburgo en dos ocasiones en tres finales, en 2011 (con Peya) y el subcampeonato del año pasado (con Pavic).