© Getty Images

Recuperado: Cuando Nadal Destronó A Federer En Wimbledon

El 6 de julio del 2008, el español superó a Roger Federer en una final épica.

El partido terminó a las 21:15 de Londres. Las suspensiones por lluvia habían alargado la última jornada de Wimbledon 2008. En la premiación solo se veían las caras iluminadas de Nadal y Federer por los flashes mientras ambos sostenían los trofeos. El marcador también brillaba: 6-4, 6-4, 6-7(5), 6-7(8), 9-7 a favor del español.

Duró cuatro horas y 48 minutos, convirtiéndose entonces en la final más larga en la historia de Wimbledon. Ambos debieron huir de la lluvia en dos ocasiones y esperar en el camerino por 65 minutos en total. El suizo remontó un 0-2 en sets, salvó punto para partido en el tie-break del cuarto set con passing shot de revés increíble…

Pero Nadal, que venía de ser campeón en Roland Garros, no decayó. Quebró en el decimoquinto juego del último parcial, cerró con su saque y aseguró su primera de dos coronas en el All England Club (después ganaría en 2010). Así llegaba a cinco trofeos de Grand Slam (de 14 que lleva ahora). El zurdo terminó con 60 tiros ganadores y 27 errores no forzados, mientras que el suizo conectó 89 winners y 52 errores no forzados.

Los dos tuvieron 13 oportunidades de quiebre cada uno. Y allí se desequilibró el partido: Nadal rompió en cuatro oportunidades y Federer lo hizo en una ocasión. El encuentro se definió por pequeños detalles. Nadal detuvo el mandato de Roger, que llevaba cinco títulos de manera consecutiva.

Dos meses después, Nadal desbancó a Federer en el No. 1 del Ranking ATP, acabando con una hegemonía de 237 semanas consecutivas. Partido para la historia.


Más Historias como esta