© Getty Images

El argentino Marco Trungelliti cayó en la última ronda de clasificación el jueves pero, tras ocho bajas, tiene una posibilidad de jugar el cuadro principal.

Trungelliti Y Una Odisea Por Jugar En París

El argentino viaja de Barcelona a París en auto, tras la posibilidad de ingresar a Roland Garros como perdedor afortunado.

Las vueltas del destino a veces pueden virar 180º tras un par de circunstancias. Y en apenas un par de horas. Algo así fue lo que le ocurrió al argentino Marco Trungelliti (190°), en una aventura en la que se le abrió una puerta para ocupar un lugar en el cuadro principal de Roland Garros 2018.

Sucede que Trungelliti había caído el último jueves en la última ronda de clasificación en el court 14 ante el polaco Hubert Hurkacz por 6-3, 4-6 y 6-4 y quedó en la puerta de la gran cita. Un par de días después, ya se había vuelto a Barcelona, a su casa, donde reside hace algunos meses con su esposa Nadir.

Pero tras las múltiples bajas de distintos jugadores en el segundo Grand Slam de la temporada, el argentino todavía tiene una chance de ser parte del cuadro principal en París…

Este domingo, Víctor Troicki no pudo salir a la cancha ante Grigor Dimitrov y fue reemplazado por el egipcio Mohamed Safwat, quien se dio el gusto de jugar su primer Major pese a caer ante el búlgaro por 6-1, 6-4 y 7-6. El último en anunciar que no participará del torneo en París fue el australiano Nick Kirgyos, campeón ayer en Lyon en dobles junto a Jack Sock.

¿Qué sucedió entonces? Los jugadores que quieran ocupar esos lugares de perdedores afortunados deben firmar diariamente una planilla en las oficinas del club para confirmar su disponibilidad en caso de que les toque reemplazar a otro colega. Este domingo, el único que estampó su firma en el Bois de Boulogne fue Safwat y ante la posterior baja de Kyrgios, el octavo en lo que va del torneo, no se pudo aun definir el rival de Bernard Tomic en lugar de su compatriota.

También Podría Interesarle: Trungelliti Siempre Brilla En París

De hecho, de haberse bajado un nuevo tenista que debía jugar este domingo hubiera accedido directamente a la segunda ronda pues no había Lucky Losers para decir presente. El indio Prajnesh Gunneswaran es el siguiente en la lista que luego de sortear la ubicación de los primeros seis lucky losers los ordena por ranking. Sin embargo, el indio ya se marchó de París para inscribirse en el Challenger de Vicenza.

Entonces, allí se abrió la posibilidad para Trungelliti, quien no dudó en subirse a un auto junto a su familia e ir tras esta azarosa chance. La distancia en auto entre Barcelona y París son 1.035 kilómetros, los que se recorren en nueve horas y media. En avión era más rápido, claro: en menos de dos horas se recorre.

Sin embargo, el argentino ya está en camino junto su hermano Andre, su mamá Susi y su abuela Lela, quienes había ido a visitarlo a España, "Va con muchas buenas vibras y el apoyo de todos lo que lo queremos", le dice a ATP World Tour Nadir, la esposa de Trungelliti. En algunas horas llegarán a París y podrá tener su recompensa luego de tamaño viaje mañana cuando se defina el rival de Tomic, en primer turno este lunes en París, la que sería su tercera participación consecutiva en la capital francesa.

Esta historia promete nuevos capítulos por escribirse y, más allá de futuras confirmaciones y/o resultados, Trungelliti ya es principal protagonista de la misma.

Más Historias como esta