© Peter Staples/ATP Tour

Andrey Rublev superó a Christopher O'Connell en el debut del Australian Open 2020.

Kafelnikov: "Rublev Va A Hacer Mucho Daño En El ATP Tour"

El ex No. 1 del mundo analiza a su compatriota: evolución, golpes que necesita mejorar y grandes resultados que podría obtener en 2020.
Después de que Andrey Rublev ganó en Adelaida su segundo título de 2020, el ruso se hizo cargo de sus obligaciones con los medios, se apresuró a regresar al hotel para agarrar su equipaje y fue directamente al aeropuerto, donde su equipo abordó un pequeño avión a Melbourne. En las primeras dos semanas del año, tuvo marca de 8-0 con la pérdida de solo dos sets en dos continentes, y capturó su tercer y cuarto trofeos ATP Tour.

Después de eso, podrías haber esperado que el entrenador de Rublev, Fernando Vicente, intentara bajar las carga de trabajo antes del Abierto de Australia. Pero según Rublev, realmente no han tenido tiempo de asimilar todo lo que ha logrado hasta ahora esta temporada, y eso puede no ser algo malo.

“Lo único que [Vicente] dijo fue: ‘Esta es la vida del tenis, que ni siquiera te da tiempo para disfrutarla’. Acabas de terminar el torneo y ya tienes que pensar en el primer partido en Australia”, dijo Rublev. “Los jugadores de fútbol cuando terminan [su liga], al menos tienen unos días para celebrar”.

El ex No. 1 del mundo Yevgeny Kafelnikov sigue de cerca a su compatriota de 22 años, y está contento con lo que ha estado viendo hasta ahora en 2020. Un partido en particular llamó la atención del integrante Salón Internacional de la Fama del Tenis.

En las semifinales del Adelaide International, Rublev dejó escapar dos puntos de partido en el segundo set contra la estrella de #NextGenATP Felix Auger-Aliassime, y luego se quedó atrás por un quiebre en el set decisivo. Pero el ruso, que en el pasado podría haberse desmoronado en ese partido, no solo lo ganó, sino que perdió solo tres juegos en la final del día siguiente.

“Remontar en ese partido contra Félix me mostró algo; que está madurando y valora prácticamente todos los partidos que pisa en la cancha en este momento”, dijo Kafelnikov. “Esa es una buena señal de un jugador que pertenece al menos al Top 20 con seguridad”.

Rublev comenzó su temporada en Doha, luego voló rápidamente a Adelaida, a miles de kilómetros de distancia. Pero después de ese partido de semifinales ante Auger Aliassime, hubo otro giro en la trama.

“Cuando volví a mi habitación, la habitación estaba muy caliente y puse el aire acondicionado durante toda la noche y cuando me desperté por la mañana me sentía completamente frío y sentía que tal vez me enfermaría. Pero me sentí bien. Cuando terminé la final, después de 20 minutos, comencé a sentirme completamente enfermo”, dijo Rublev. “Después de dos días comencé a sentirme mucho mejor. Me siento bien, pero el sistema inmunitario está un poco debilitado, por lo que la energía no es la misma. Pero espero que este partido me ayude y después de mañana estaré listo”.

Rublev derrotó al favorito local Christopher O’Connell en cuatro sets para llegar a la segunda ronda del Abierto de Australia, donde es el sembrado No. 17. A juzgar por su desempeño en lo que va del año, no solo tiene el potencial de ser uno de los jugadores más peligrosos en el cuadro, sino que todavía está demostrando lo que es capaz.

“Creo que su juego de pies necesita mejorar... su primer servicio a veces podría estar bien, pero su segundo servicio podría ser frágil, lo que muchos jugadores importantes entienden. Esas son las dos áreas en las que quiero que mejore más. Si lo hace, Dios mío, seguramente hará algún daño en el Tour”, dijo Kafelnikov. “Creo que en todo su juego, solo tiene algunos elementos de tenis junior, como golpear la pelota cada vez más fuerte. Si mejora en esos dos departamentos, su juego de pies y su segundo servicio, todo su juego va a cambiar. Va a valorar los puntos de forma un poco diferente que ahora y creo que vendrá con experiencia y veremos esto en 2020”.

El lunes, Rublev subió al No. 16 del mundo en el FedEx ATP Ranking, lo más alto de su carrera, superando a Karen Khachanov como el rusa No. 2. Ese es un gran esfuerzo para un jugador joven que ha luchado con lesiones en los últimos dos años, pues faltó tres meses en 2018 debido a una fractura por estrés en la parte baja de la espalda y más de un mes el año pasado debido a una lesión en la muñeca.

“Andrey y su campamento obviamente comprenden ahora que primero debe cuidar el cuerpo para poder competir en un nivel tan alto. Creo que lo han hecho. Se ha vuelto más saludable en este momento y principalmente se está enfocando en su condición física, lo que lo ayudará a jugar de manera consistente durante toda la temporada”, dijo Kafelnikov. “Eso me muestra absolutamente que está aumentando el nivel en comparación con lo que era en 2018 o 2019 incluso”.

Una mejora que Rublev aparentemente ha hecho es su desempeño contra oponentes de menor rango. Durante un tramo de la temporada pasada, seis de las ocho derrotas que sufrió se produjeron contra oponentes fuera del Top 100. A partir de 2020 con su largo viaje desde Doha a Adelaida, habría sido comprensible que sufriera una sorpresa. Pero ahora, después de derrotar a O’Connell en Melbourne, tiene marca de 9-0 en el año y no muestra signos de desaceleración.

“Su nivel de confianza aumentó increíblemente. Antes, veíamos que Andrey no era un jugador que vencía a la mayoría de los jugadores a los que debía derrotar”, dijo Kafelnikov. “Pero este año ha demostrado que su nivel ha aumentado hasta el punto en que no lo vemos perder ante los muchachos a los que se supone que no debe perder. Esa es una buena señal, y él cree que tiene el nivel en el que no necesita jugar al 100 por ciento para vencer a los muchachos que debería vencer. Creo que eso es importante”.

Una de las fortalezas de Rublev es que no está pensando en su éxito. El dos veces competidor de la Next Gen ATP Finals está contento con su forma de jugar, pero se ha centrado en el proceso de mejora y no en celebrar sus resultados.

“Recuerdo que en Doha estaba un poco estresado antes de los partidos. No jugué durante un mes y medio desde la Copa Davis, así que me sentí un poco estresado. Pensaba: ‘No quiero perder en la primera ronda [del] primer torneo’”, dijo Rublev. “El primer partido estuvo muy apretado, estaba muy nervioso. Pero luego fui partido por partido. De alguna manera todo se dio por sí solo. Ni siquiera estaba pensando o enfocado en eso”.

¿Podría el gran ruso canalizar su forma en una carrera importante en Melbourne? Rublev ha tenido éxito en grandes escenarios en el pasado. En 2017, se convirtió en el cuartofinalista más joven del Abierto de los Estados Unidos desde que Andy Roddick, de 19 años, lo hizo en 2001.

“Ni siquiera estoy pensando en eso. Esto es algo en lo que nunca me enfoco [porque] al final en nuestro deporte alguien tiene que perder cada semana. Cada semana [hay] solo un campeón, por lo que no siempre puedes ganar”, dijo Rublev. “Por supuesto, muchachos como Roger, Rafa, pueden hacer una temporada con una serie larga en la que hacen finales, donde ganan casi todas las veces, pero igual siguen perdiendo. Todos ellos están aquí, por lo que solo habrá un campeón”.

-Jonathon Braden contribuyó reportando a esta historia.